Terceira carta aberta elaborada no Curso Latinoamericano de Formação Pastoral – 2019

CARTA ABIERTA TEMÁTICA A LAS COMUNIDADES[1]

Sao Paulo, 16 de septiembre de 2019

Carta 03: Comunicación e religión

Amigos y amigas de las comunidades cristianas:

Un grupo de hermanos y hermanas de diferentes países (Brasil, Bolivia, Ecuador, Cuba, Indonesia, El Congo, Chile y México) nos hemos reunido para compartir nuestras experiencias y prácticas pastorales en las comunidades donde trabajamos y participamos en el Curso Latinoamericano de Formación Pastoral que tiene como tema central “Manipulación de los medios de comunicación en el contexto urbano: un desafío pastoral, político y social”.  El tema que queremos compartirles en esta ocasión es el relacionado con la comunicación y religión, donde tuvimos como asesores a los profesores Magali Cunha y Jorge Miklos.

Primeramente, en un significado más amplio, religión viene de re (prefijo de intensidad) y ligare (verbo unir), por lo que viene a significar unir en vínculos. También una auténtica comunicación fomenta vínculos entre las personas, por tanto, religión y comunicación se complementan.  En cuanto a los elementos teóricos que sustentan estos presupuestos, tenemos que, en el ámbito de la religión y la comunicación, de manera fundamental, hay dos dimensiones trascendentales: Dios y la Humanidad. En cuanto a la racionalidad interhumana, desde la perspectiva comunicativa, el ser humano para existir precisa de comunicarse y, por tanto, la comunicación es una necesidad social, donde la existencia del otro es imprescindible la sustentar la vida y la sociabilidad humana.

El arte de comunicar ha pasado por etapas diversas: desde el tiempo de las cavernas, la invención de la imprenta de Gutenberg hasta la era digital. Sin embargo, en los años 90´ se da un auge de los medios de comunicación dentro de algunas iglesias neopentecostales y se evidencia, a partir de entonces, un vínculo de la comunicación y la religión con los mercados y el consumismo. Ello conlleva también a un apoyo de la religión a los grandes poderes políticos y económicos en nuestras sociedades.  Por tanto, la religión tomó los nuevos medios de comunicación de masas como una herramienta para enajenar a las personas y manipularlos a la hora de tomas de decisiones políticas en nuestras sociedades.

En la actualidad dentro de las comunidades eclesiales se pueden distinguir algunas que aún no han comprendido cómo transmitir una auténtica comunicación y otras, más conscientes del efecto de los medios sobre la sociedad, se han convertido en propagadores de noticias falsas.

Precisamente, algunas de estas informaciones falsas que circulan de forma periódica por diferentes medios, en especial, los medios digitales: son las llamadas fake news. Ahora bien, es importante entender, antes de creer en una información y tenerla como verdadera, debemos verificar la procedencia de esa publicación y diferenciarla de una mera opinión. Recordemos que estos textos son superficiales, buscan alarmar a las personas y piden que sean compartidos por las redes.

Otro tema importante es la ecología de la comunicación, donde prevalece la idea de la ambivalencia de los medios de comunicación, en especial, las redes sociales, cuyo sustento son la venta de datos y la manipulación a partir de sistemas publicitarios que enajenan la vida de las personas y las impulsan a tomar decisiones políticas que van en contra de la ética.

También nos hemos percatado que cada día crece la tecnología y las personas se alejan de los vínculos y buscan solamente información, lo cual tiene como consecuencias que seamos cada vez más ignorantes, menos solidarios, no participativos, dependientes y más alejados de la realidad.

Además, los nuevos medios masivos de comunicación buscan colonizar los afectos, los sentimientos, los sueños, las utopías, las esperanzas. Por tanto, instituyen imaginarios a través de las narrativas que nos transmiten, sobre todo en Internet, su nuevo ámbito de expansión y control de masas.  En consecuencia, los movimientos a favor de los derechos humanos y sociales, la sostenibilidad y la democracia, son sus grandes obstáculos porque promueven el desarrollo del neoliberalismo como las narrativas que para ellos significa el desarrollo.

A partir de estos comentarios queremos hacerles llegar nuestras propuestas:

– La comunicación debe partir del ser humano porque Dios creó al hombre para compartir en comunidad pues, según la Palabra, “no es bueno que el hombre esté solo” (Génesis 2,18), pues la creación de Dios es la humanidad y debe acabar en el ser humano, de modo que sea una comunicación que mejore la relación entre las personas;

– Los medios de comunicación deben estar al servicio del cristiano y en nuestras comunidades debemos promover la formación de todos nuestros miembros para que seamos comunicadores y fomentemos canales de participación comunitaria;

– Los medios de comunicación dan oportunidades para el trabajo pastoral pues permiten articular a las personas, promover, socializar, afirmar a la comunidad y también presentan la Palabra de Dios a un grupo más amplio de personas como instrumento y herramienta que permite otorgar visibilidad a más cristianos y no cristianos. Sin embargo, las comunidades deben hacer un uso consciente de estos medios de comunicación de manera que no manipulen a las personas, ni tampoco los medios sean manipulados por lo grandes monopolios de internet;

– Es importante evangelizar con los medios y evangelizar a los medios, de manera podamos también estar con presencia activa en los espacios de comunicación fuera del ámbito eclesial;

– La comunicación tiene que ser de forma horizontal, en el sentido de que se debe permitir la participación de todos los actores y fieles de las comunidades en la construcción de una auténtica intercambio constructivo tanto al interior como al exterior de las comunidades;

– Crear nuevas narrativas, guiadas por los valores del Evangelio, que se opongan a desinformación, es decir, nuestros medios deben priorizar los temas que aborden a los más desfavorecidos de la sociedad y para los que no tienen voz;

– Desde nuestras comunidades podemos instar a la sociedad civil para promover políticas públicas para para fomentar la transparencia de la información pública y el respeto a los datos privados de las personas, de manera que no se venda nuestra información a empresas privadas y después las utilicen para manipular a las personas en sus decisiones en la vida;

Estimados amigos y amigas, esperamos que a partir de esta propuesta podamos seguir intercambiando y juntos realizar una visión crítica de la realidad como un desafío para la construcción de nuevos caminos para la sociedad y con una visión del Reino.

Comisión de sistematización: Cuba e Bolivia (grifados en nota de rodapié).

[1] Escrever Cartas abertas às comunidades é uma estratégia de sistematização e divulgação dos temas tratados no Curso Latino-americano de Formação Pastoral 2019. A partir de apontamentos individuais dos/as participantes sobre cada tema, uma comissão elabora a carta e esta é revista por todo o grupo, que traz complementos e sugestões para a elaboração final da carta aberta. 

Cursistas 2019: Rober Galo Condori Machicado e Romulo Mamani Vilca (Bolívia), Cecilia Margarida Martinelli, Ivania Fátima Costacurta, Maria Adinete Azevedo, Marilene Thomé, Marise Inez Piccoli e Maura Maria Venzon (Brasil), Miguel Angel Ahumada (Chile), Emeregildo Reinaldo Garcia Blanco e Yandry Fernández Perdomo (Cuba), Edgard Adalberto Pinos Savala, Pablo Oswaldo Torres Alvarado e Raul Eduardo Usca Santilla (Ecuador), Wilfridus Ribun (Indonésia), Ana Edith García Félix e José Martín Peña López (México) e Puri Mafikene Marlene (República do Congo).

 

2019-09-23T09:20:17-03:00

Deixe um Comentário